La luz azul

¿Qué es la luz azul?

Aproximadamente el 25% de la luz blanca visible es de color azul.

La luz azul se define como aquella longitud de onda corta del espectro visible con un rango de 400 a 500 nm, en algunas ocasiones la longitud de onda de la luz azul se divide en luz azul-violeta (400-440 nm) y luz azul turquesa (440-500 nm).

Es importante saber que los fotones de luz azul tienen la fuerza energética suficiente para alcanzar la retina fácilmente, incluso se asevera que, en un niño menor de 9 años, más del 65% de la luz azul tiene transmisión retinal directa [1], por lo que el daño es directamente proporcional al tiempo de exposición, es decir, a mayor exposición mayor daño puede existir.

Espectro de luz. Fuente: Wikipedia

Espectro de luz. El recuadro HEV (High Energy Visible light) denota la luz azul y ultravioleta visible. La segunda mitad del recuadro denota la luz azul que influye sobre los ritmos circadianos, que regulan los ciclos de sueño, y que en exceso puede alterarlos, además de causar otras patologías serias en los ojos.

LAS PANTALLAS: EMISORAS DE LA DAÑINA LUZ AZUL

La exposición de los ojos a la luz azul-violeta ha aumentado de forma increíble en los últimos años debido, fundamentalmente, a tres causas:

  • La luz visible de los LED (Diodos Emisores de Luz, por sus siglas en inglés) y las pantallas de diferentes dispositivos (smartphones, tablets, computadoras, etc.) tienen un porcentaje mucho mayor de luz azul que las fuentes de luz natural.
  • El uso de luces LED y de dispositivos electrónicos se ha multiplicado en los últimos años. Un usuario de smartphone mira su teléfono móvil unas 150 veces al día. A esto hay que añadirle las miradas a la pantalla de la laptop o PC, a la televisión, a la tablet, etc. Además, estos dispositivos se usan a distancias cortas, muy cerca de los ojos, lo que aumenta el grado de exposición.
  • La irrupción de los dispositivos electrónicos que emiten tanta cantidad de luz azul-violeta se ha producido en muy poco tiempo, sin dejar tiempo suficiente para que el organismo cree mecanismos fisiológicos de compensación para protegerse.

Un usuario de smartphone mira su teléfono móvil unas 150 veces al día.

LA DEGENERACIÓN MACULAR ASOCIADA A LA EDAD (DMAE)

Figura comparativa del campo visual normal con respecto al campo visual de un paciente con DMAE. Fuente: eyetrusteyecare.ca

La DMAE es una patología degenerativa de la zona central de la retina, o mácula, (que es el área de mejor visión) que degenera progresivamente las células y el epitelio pigmentario de la retina. La mácula, es un tejido sensible a la luz situado en el fondo del ojo. Las células que la componen no poseen capacidad de regeneración. Pasar demasiado tiempo delante de las pantallas acelera la desaparición de estas células. El daño que se produce se conoce como fotomecánico: se debe al incremento progresivo de la cantidad de energía capturada por el epitelio pigmentario de la retina (EPR), potencialmente causante de daño irreversible de esta capa y el posterior daño en los fotorreceptores. Esta clase de daño depende de la cantidad de energía absorbida y no de la composición espectral de la luz en sí misma.[2]

Quienes sufren degeneración macular asociada a la edad , padecen de problemas en la visión central que se van agudizando con el tiempo, dificultándoles o impidiéndoles realizar actividades cotidianas, como la lectura. Esta patología es común entre las personas mayores de 60 años y, por eso, se dice que está “asociada a la edad”. Sin embargo se ha visto aparición de esta enfermedad en edades más tempranas por la exposición a luz azul violeta, siendo la luz solar su principal emisor seguido de luces artificiales como lo son luz led , luz azul violeta por aparatos móviles y de computadora.

La DMAEpuede ser de dos tipos, seca o húmeda. Quienes la padecen perciben las líneas rectas onduladas o torcidas.

OTRAS PATOLOGÍAS ASOCIADAS

Es importante limitar la exposición a las emisiones de luz azul-violeta de las fuentes de luz artificiales. Recibir un elevado porcentaje de estos rayos causa:

  • Fatiga y estrés visual. Aparece cuando los ojos tienen que ver en condiciones de poca o mucha luz y, también, cuando tienen que enfocar durante mucho tiempo para ver, por ejemplo, textos, vídeos o imágenes en un Smartphone. El Síndrome Visual Informático es una patología visual de reciente aparición que afecta a una de cada siete personas, que suele aparecer en forma de ojos rojos, secos, cansados, dolores de cabeza. Se conoce que usar ordenador tres o más horas al día aumenta las probabilidades de que el SVI aparezca[3]; esto significa que el riesgo es mayor entre los que trabajan delante de una pantalla o con entornos multipantalla.
  • Alteración de los ritmos circadianos. Las pantallas emiten luz azul-violeta para poder ser visibles incluso en las horas más soleadas del día. Al llegar la noche, el cerebro humano queda confundido por la exposición a esta luz, intensa como la solar, reduciendo la producción de melatonina, la hormona que envía al cuerpo la señal de ir a dormir. Dicho de otra forma: la luz de los dispositivos electrónicos puede interrumpir el ciclo de sueño, haciendo más difícil dormir y permanecer dormido y esto, a la larga, puede llegar a causar serios problemas de salud.[4]

PROTEJA SUS OJOS DE LA LUZ AZUL-VIOLETA

Hay muchas cosas que puede hacer para mantener sus ojos a salvo de las emisiones de luz azul-violeta:

  • Comer frutas y verduras. Los alimentos ricos en antioxidantes atenúan la DMAE. Se ha demostrado que las personas con cataratas y degeneración macular asociada a la edad suelen tener niveles bajos en su retina de dos antioxidantes: luteína y zeaxatina.[5] La luteína se encuentra en el kiwi, las uvas rojas y el güicoy. Las naranjas, el melón, el mango y la papaya son ricos en zeaxatina. El maíz y las verduras de hoja verde, como el brócoli, las espinacas o las arvejas, contienen tanto luteína como zeaxatina.
  • Usar lentes antireflejo con protección comprobable contra luz azul.

Consejos para proteger sus ojos de la fatiga y estrés visual

  • Siéntese a unos 50 cm. (o la distancia de su brazo) de la pantalla de su computadora.
  • Tome descansos regulares usando la regla “20-5-20”: cada 20 minutos, mueva los ojos para mirar un objeto a una distancia de al menos cinco metros durante al menos 20 segundos.
  • Cuando sienta resequedad ocular, use lubricante (lágrimas artificiales) para refrescarlos.
  • Si usa lentes de contacto, déle un descanso a sus ojos cambiándolos por anteojos con lentes antirreflejo con protección comprobable contra luz azul.
  • Muchos de los síntomas oculares causados ​​por el uso de la computadora son temporales y disminuirán después de suspender su uso y utilizar lentes con protección apropiados.

    ¿A DÓNDE PUEDE ADQUIRIR LENTES CON LA PROTECCIÓN APROPIADA PARA TODA LA FAMILIA?

    Puede adquirir lentes antirreflejo y con protección comprobable contra luz azul, sin graduación (Esf. 0.00, Cil. 0.00) visitando nuestra tienda en línea shop.retinavisionclinicas.com sin salir de casa. Contamos con una amplia gama de aros, estilos y tallas. También contamos con medios de pago electrónico (para evitar efectivo) y envío a nivel nacional o con la opción de recoger en el estacionamiento de RetinaVisión Clínicas. O bien, puede agendar un examen completo oftalmológico profesional por medio de nuestra página web, vía WhatsApp +(502)5621-3921, vía Facebook, Teleconsulta o llamando al +(502) 2473-6999.

    Referencias

    • [1]: F. Behar-Cohen, C. Martinsons, F. Viénot et al.,“Light-emitting diodes (LED) for domestic lighting: any risks forthe eye?,”Progress in Retinal and Eye Research, vol. 30,no. 4, pp. 239–257, 2011.

    • [2]: Tosini G, Ferguson I, Tsubota K. Effects of blue light on the circadian system and eye physiology. Mol Vis. 2016;22:61‐72. Published 2016 Jan 24.

    • [3]: Frómeta Leyé, Idalmis, Beltrán Castellano, Yankiel, Grandales Laffita, Ana Elvia, Alonso Ramírez, Miguel Síndrome visual informático. Revista Información Científica [en linea]. 2012, 74(2), [fecha de Consulta 14 de Junio de 2020]. ISSN: . Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=551757272038

    • [4]: Warman VL, Dijk DJ, Warman GR, Arendt J, Skene DJ (May 2003). “Phase advancing human circadian rhythms with short wavelength light”. primary. Neuroscience Letters. 342 (1–2): 37–40.

    • [5]: Koushan K, Rusovici R, Li W, Ferguson LR, Chalam KV. The role of lutein in eye-related disease. Nutrients. 2013;5(5):1823‐1839. Published 2013 May 22. doi:10.3390/nu5051823

    Acerca del autor: Dra. Mariaester Tobar

    Médica y Cirujana de la Universidad de San Carlos de Guatemala, la Dra. Tobar es Oftalmóloga egresada del Instituto de Ciencias de la Visión (ICV), del Hospital Rodolfo Robles Valverde y de la Universidad Francisco Marroquín en la Ciudad Guatemala. Cuenta con una sub-especialidad en enfermedades de la retina y uveítis; y también es sub-especialista en cirugía de retina y vítreo del ICV.

    ©2021 RetinaVisión - Clínicas. Todos los derechos reservados. Las marcas y logotipos mostrados con fines ilustrativos pertenecen a sus respectivos creadores.

    Desarrollado en Guatemala por MGWeblabs.com